Cómo se calcula la distancia

La distancia es la medida más esencial del entrenamiento, por lo que es importante obtener datos fiables sobre la distancia. Existen varias formas de recopilar estos datos cuando se registra una actividad basada en GPS.

Cómo se mide y se muestra la distancia en Strava

Al subir un archivo GPS, Strava toma los datos de distancia registrados en el archivo y los desglosa en un flujo de datos que se utilizará para calcular la distancia total, la velocidad media y la velocidad máxima. Dependiendo del método utilizado para registrar la distancia (como se explica más adelante), estos datos se reflejarán en el flujo de distancia y, por tanto, en Strava. En condiciones normales, al comparar las métricas de distancia o velocidad entre Strava y el dispositivo GPS, las diferencias deberían ser mínimas. Sin embargo, pueden surgir pequeñas incoherencias debido al procesamiento de los datos en ambos lados, ya que Strava los procesa y analiza en el archivo de forma independiente, mientras que la mayoría de los dispositivos GPS contabilizan estos valores en el propio dispositivo.

En Strava, la distancia afecta a los totales de tus parámetros generales, ya sea en tu calendario de entrenamiento, el gráfico de barras de tu página de perfil o tus estadísticas totales o anuales que aparecen en la barra lateral del perfil. Además, las lecturas de distancia afectan a tu velocidad media, ya que esta se calcula a partir de una distancia sobre tu tiempo total de carrera. La distancia, por otro lado, no afecta a tus segmentos o a los tiempos conseguidos en los segmentos. Los tiempos conseguidos en los segmentos se derivan del tiempo que pasas por el punto inicial y final de un segmento. Como resultado, la distancia es principalmente una métrica y una estadística personal, excepto cuando Strava ofrece un reto basado específicamente en este parámetro, como en el caso de los retos mensuales, donde la distancia será competitiva esta vez.

Métodos para calcular la distancia

En la mayoría de los deportes, la distancia puede calcularse principalmente de dos formas: distancia basada en la velocidad sobre el terreno y distancia calculada con GPS. La velocidad sobre el terreno medirá tu velocidad sobre la superficie por la que te desplazas (contando las revoluciones de una rueda), mientras que la velocidad calculada por GPS «unirá los puntos» entre los puntos de tu GPS y te permitirá hacer triángulos de la distancia entre coordenadas. Cada método de recopilación de datos puede implicar algunas imprecisiones.

  • Medición con dispositivos basados en GPS: la aplicación móvil Strava y muchos dispositivos GPS calcularán tu distancia acumulada «en tiempo real» mientras el dispositivo está registrando datos basándose en el GPS.
    • Ventajas: es un cálculo sofisticado para recoger los datos de distancia integrados en el archivo en el flujo de distancia, que se mide en metros.
    • Desventajas: debido a su complejidad, este cálculo en «tiempo real» puede generar puntos de bloqueo, en los que no se registran datos adicionales relativos al punto anterior, lo que compromete el cálculo de determinados parámetros de Strava, como los mejores tiempos estimados para la carrera. Al tratarse de una distancia calculada por GPS, se supone que la superficie es plana y no se tiene en cuenta la velocidad vertical relacionada con la topografía. Además, es posible que se pierdan algunos datos asociados a la distancia acumulada, ya que las coordenadas GPS están conectadas por líneas rectas y no por un arco. Por último, este método de cálculo no capta las variaciones de la ruta entre puntos GPS y puede variar aún más cuando se activan las funciones de ahorro de batería.
  • Medición basada en GPS tras la subida a Strava: una vez que los datos se han registrado y subido a Strava, se desglosan en flujos de datos y se analizan. En esta fase, se puede realizar un cálculo sobre las coordenadas GPS para obtener la distancia. Este es el método por el cual Strava determina la longitud de cualquier archivo subido que no incluya un flujo de distancia. Puedes usar este método si sospechas que hay un problema con la distancia que registra tu dispositivo (tendrás más información sobre la recuperación de la distancia más abajo).
    • Ventajas: la distancia basada en GPS después de la subida puede evitar problemas como los puntos de bloqueo (consulta más arriba) y generar datos de distancia más uniformes y precisos que los datos de dispositivos equivalentes.
    • Desventajas: se supone una superficie plana y no se tiene en cuenta la velocidad vertical relacionada con la topografía. Al igual que en el caso anterior, los puntos GPS se conectan mediante líneas rectas.
  • Medición basada en el sensor de velocidad/cadencia Garmin GSC-10: la distancia relacionada con la velocidad sobre el terreno se mide contando las revoluciones de una rueda y multiplicándolas después por la circunferencia de esta.
    • Ventajas: el sensor acoplado a la rueda adquirirá la velocidad vertical y el porcentaje adicional de distancia acumulada con los cambios de desnivel. Este factor puede ser ligeramente más significativo para los ciclistas de montaña que se enfrentan a una rápida alternancia de una gran diferencia de altitud positiva y negativa.
    • Desventajas: los problemas que suelen surgir al confiar en un sensor fijado a la rueda son: la medición de la rueda no se indica con precisión, el dispositivo se ha trasladado a una segunda bicicleta con un tamaño de rueda diferente y no se ha ajustado, el cálculo automático de la medición de la rueda es incorrecto debido a imprecisiones en el GPS o a que el imán no ha contado cada vuelta de la rueda.

Revertir la distancia

Si sospechas que hay un problema con la distancia registrada por tu dispositivo, tienes la opción de corregirla después de subirla a Strava. Haz clic en el menú de tres puntos de la barra lateral izquierda y selecciona la opción Corregir la distancia. Esto mejorará la calidad de los datos que subas eliminando datos GPS anómalos, como puntos GPS inexactos y datos incoherentes. Si cambias de opinión, vuelve a pulsar el botón para restaurar la distancia original

Jerarquía de entrada de datos de Garmin cuando los datos de distancia proceden de varias fuentes

¿Qué pasa si tienes un sensor PowerTap o un sensor de velocidad/cadencia GSC-10 o ambos? Cuando Edge dispone de varias fuentes de las que obtener la misma información, aplica un proceso de selección predeterminado para proceder con la que considera la fuente más precisa.

  • Si tienes un medidor de potencia PowerTap conectado a tu Garmin, este adquirirá las lecturas de velocidad del PowerTap antes que de cualquier otra fuente.
  • Si tienes un sensor de velocidad/cadencia GSC-10, Garmin tomará las lecturas de esta fuente antes que de la distancia calculada en el GPS.
  • Si no dispones de ninguno de estos dispositivos, Garmin calculará la distancia basándose en el GPS.

El punto clave es que los datos obtenidos de ambas fuentes se incorporan sin problemas al archivo registrado bajo el flujo de distancia. En algunos casos, la velocidad en MPH (millas por hora) también se documenta en el archivo como una extensión. Independientemente de esto, cada archivo producido por Garmin tiene un flujo de datos de distancia medido en metros acumulados que sirve para medir la distancia total y la velocidad (tanto en valores máximos como promedios).

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 158 de 241

Comentarios

0 comentarios

El artículo está cerrado para comentarios.